lunes, 6 de mayo de 2013

056 - Soleil (1994) - Mega Drive

Desarrollador: Nextech
Publicado por: Sega


Sigo con otro de los juegos aparecidos en la Hobby Consolas 39. Después de la review de Donkey Kong Country y su 99 de puntuación (¡anda ya!), reseñados uno detrás de otro aparecían dos Action-RPG, Secret of Mana para SNES y Soleil para Mega Drive. Como poseedor de la consola de SEGA, le hice bastante más caso a este juego. Lucía bastante bonito, con un estilo gráfico algo infantil pero muy llamativo.

Primera parte de la review. Hobby Consolas 39, diciembre de 1.994.
Todos los pantallazos estaban en japonés (Sonia Herranz "Ripley" analizó así el juego) aunque aseguraban que el juego iba a salir en castellano. Algo bastante llamativo por aquel entonces, sobre todo en consolas. Valoraron bastante bien el juego. Podría haber sido una buena compra en su momento, pero yo estaba obsesionado con FIFA Soccer 95, y ese fue el siguiente juego que me compré. 

Veredicto.
Lo único parecido a Soleil que había jugado era Zelda II, y como podréis comprender con semejante antecedente el género Action-RPG no me llamaba mucho la atención. Para terminar de joder las cosas, en casa de un vecino probé el Ax-Battler para Game Gear. No, aquello no era lo mío, aunque Soleil tenía muy buena pinta.

TodoSega 27, Junio de 1.995.

Pero a mediados de 1.995, con el FIFA a punto de caer, en uno de esos paseos acompañando a mi padre para proveerse de prensa me dejó comprarme una TodoSega (número 27, junio de 1.995). Entre otras perlas periodísticas incluía una preview de Knuckles Chaotix anunciándolo como el juego definitivo, una delirante entrevista a un joven y optimista respecto a Saturn José Ángel Sánchez y una review de Alien Soldier. También venía el truco para seleccionar pantalla en el Sonic 2 (casualidades de la vida, me lo había pasado unos días antes, pero vino de fábula para revivir mi interés en el juego).

Guía de Soleil.
Y también un capítulo de un walkthrough dedicado a Soleil. Cuando lo ví me dije a mi mismo "hombre, el juego aquel de colorines de la Hobby de diciembre". La verdad es que me llamó bastante más la atención que entonces, con su gran variedad de puzzles y escenarios. Eso sí, no me hizo titubear ni un momento cuando tocó comprar el juego correspondiente a aquel verano: FIFA Soccer 95.

Luego ya nos compramos un PC para casa, la Mega quedó bastante arrinconada, y la pasta que ahorraba la dedicaba a alimentar aquel Pentium-100 (aunque con alguna que otra excepción, como Streets of Rage II y algún otro por reseñar).

Parte del mapeado del juego.
El juego (como otros tantos más) permaneció sepultado en mi memoria durante un tiempo. Después, con la irrupción de los emuladores, tuve acceso a todo el catálogo de los sistemas 8 y 16 bit. La lista de los juegos a probar era enorme, y lo normal es que primero optáramos por aquellos juegos que nos habían llamado la atención en su época y que por un motivo o por otro no habíamos podido conseguir. Soleil, por ejemplo.

Jugarlo me produjo una sensación agridulce: era un muy buen juego. La intuición no me había fallado. Pero al mismo tiempo me dio pena no haber conocido aquel juego antes. Vale que con FIFA Soccer 95 disfruté mucho, pero teniendo en cuenta que en mi casa pasaban bastante del tema (con mi hermana jugaba de cuando en cuando al Sonic 2) y los amigos no nos juntábamos mucho para jugar a la consola, casi siempre jugaba contra la CPU, cosa que en un juego de fútbol de mediados de los noventa se convierte en algo bastante tedioso en poco tiempo. Soleil era una gran experiencia para un jugador, una aventura bastante larga, quizá una elección más acertada. Para aliviar un poco mi conciencia, no recuerdo haberlo visto en ninguna tienda de mi entorno, debido a su limitada tirada.

Una academia sirve de tutorial.
Se dice de Soleil que es una copia descarada de The Legend of Zelda: A Link to the Past: para mí no lo es, tiene su propia personalidad. Donde allí hay un mundo abierto, aquí tenemos diversas localizaciones a las que nos transportaremos mediante un mapa. En vez de usar objetos, contamos con la ayuda de diversos animales que potencian nuestras habilidades (salto, velocidad, fuerza) o las de nuestra arma (lanzarla, convertirla en flamígera, dirigirla).

El juego nos pone en el papel de un chaval que acaba de cumplir 14 años. Como es tradición en el pueblo, se le entrega una espada y se le encomienda la defensa del pueblo. Para ello, ha de ser adiestrado en una academia (que funciona como tutorial), y se le encomienda la primera misión. Es en el transcurso de ésta cuando acontece algo inesperado: nuestro protagonista consigue la habilidad de hablar con los animales a costa de no poder hablar con los humanos. Nuestro objetivo será recuperar el habla, para lo cual nos embarcamos en una odisea a través del mundo, para finalmente reestablecer el equilibrio entre monstruos y humanos.

Uno de los bosses.
El juego recorre multitud de escenarios: Playas, desiertos, volcanes, palacios sumergidos, bosques, torres infinitas, el cielo... todos muy variados y de gran colorido. Interacturameos con animales y monstruos (como ya he dicho antes en un más que correcto castellano). A lo largo del camino reclutaremos animales que nos otorgaran diferentes habilidades, necesarias para vencer a los numerosos enemigos y bosses y resolver los puzzles a los que nos enfrentaremos. La dificultad no es excesiva (aunque habrá un par de puntos en los que una guía os vendrá muy bien).

Su fenomenal apartado técnico, la posibilidad de grabar partidas y su traducción al castellano os hará pasar un gran rato. El del RPG no es un género que se haya prodigado mucho en Mega Drive, al menos en comparación con el extenso catálogo para SNES, aunque lo poco que salió contiene grandes clásicos: Landstalker, Shining Force, la saga Phantasy Star, The Story of Thor, Light Crusader...



Nunca he tenido el juego. La poca tirada que se hizo, combinada con el escaso catálogo rolero para Mega Drive hizo que las unidades distribuidas del juego volaran rápidamente. Se ven algunas unidades en eBay, pero a precio bastante prohibitivo en su versión española.

4 comentarios:

  1. Ostia! Tuve tanto esa Hobby Consolas como la Todo Sega que comentas con la guía antes de jugar al Soleil, y de hecho cuando al final lo conseguí (en un centro mail de oferta a 3.990, por lo que leo tuve suerte), tuve que tirar de la guía en un par de sitios (creo que una fase en el cielo o en una pirámide, hace demasiado para estar seguro).

    El juego es genial, mira que al principio lo veía un poco infantil entonces (debía tener 16 o 17 años y un personaje de 14 me parecía un crío XD)pero poco a poco me atrapó con una historia y una forma de avanzar súper adictivas, y fue uno de esos juegos que me enamoró tanto que me dio mucha pena acabarlo.

    Sin duda, hubiese sido mejor elección que el Fifa 95 (vale, a parte de que a ese Fifa le cogí manía porque para mi empeoró al primero)

    Gran entrada y grandísimo juego!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la siguiente generación de consolas se asentó (PSX, N64, Saturn) a finales de la década de los 90 fue un gran momento para comprar juegos de Mega Drive y SNES. Las tiendas querían soltar stock como fuera y librarse de los cartuchos. Yo pagué una cantidad similar por un Streets of Rage II (ahora no suele bajar de los 45€ en eBay). Y en los Cash Converters encontrabas un montón de juegos completos a 5-6€.

      De hecho estos últimos años ha pasado lo mismo con PS2, encuentras de todo y nuevo en las tiendas por 10-15€ (incluídos juegos de Rol que al final son lo que más se revalorizan).

      Muchas veces me pregunto ¿y si me hubiera comprado el Soleil?... chico, lo que entonces me pedía el cuerpo era el FIFA 95 y bien que lo disfruté.

      Ya sabes lo que toca ahora, una de esas (breves) reseñas del juego en tu blog.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola! acabo de descubrir el blog y me ha gustado mucho, a ver si voy recuperando terreno poco a poco... (100 juegos son muchos juegos ehhh). Respecto al Soleil, a mí también me parece un gran rpg, prefiero este tipo de juego, más arcade y sin parones cada dos por tres. Ya digo que me encantó, y también otros action rpg de la consola como el Light Crusader, el Story Of Thor o el Wonder Boy in Monster World... Y eyyy, grandísimo el FIFA 95, me tuvo bastante loco cuando salió.

    Lo dicho, saludos!

    ResponderEliminar
  3. En Mega Drive quizá no haya tanto RPG como en SNES, pero lo que hay es muy bueno.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar